Zedillo: El mayor fraude a México

Uncategorized

Un Presidente gris que legó la megadeuda del Fobaproa, la crisis financiera con el “error de diciembre” y el nexo del Estado en la matanza de Acteal

Una serie de sucesos trágicos, así como inesperados, como el asesinato de Luis Donaldo Colosio, proyectó en 1994 a este economista de trayectoria tecnocrática a la candidatura por PRI. 

En medio de una tormenta financiera, Zedillo completó la reforma política iniciada por Carlos Salinas, prolongó la línea económica liberal de austeridad presupuestaria y desarme arancelario –que enderezó la macroeconomía, pero que no mejoró la calidad de vida de la población- e intentó manejar la insurgencia zapatista en Chiapas. 

En 2000, la victoria del panista Vicente Fox en los comicios de México convirtió a Zedillo en el último de quince presidentes consecutivos del PRI. El “democratizador” le dio la espalda a su partido y seguramente llegó a un acuerdo de no escarbar en su sexenio con el nuevo mandatario.

Los sucesos que marcaron su sexenio: el “error de diciembre”, que significó una de las crisis más dolorosas para el pueblo mexicano y que Zedillo fincó a su predecesor, así como el Fobaproa y matanza en Acteal. Se podría decir que Zedillo parecería un ex presidente no tan odiado o con malos recuerdos como otros, tal vez por su personalidad gris o porque devino en la aparente alternancia democrática. Sin embargo los estragos de su mandato hoy siguen lastimando al pueblo mexicano.

  • Error de diciembre 

El 20 de diciembre de 1994 los mexicanos despertaron con la noticia de la devaluación del peso mexicano, resultado de la falta de reservas internacionales que provocaron fuga de capitales, falta de liquidez y aumento de la deuda del país.

Días después de asumir la presidencia, Zedillo se reunió con varios empresarios mexicanos y extranjeros con quienes compartió que iba a depreciar el peso. Sólo planeaba subir la banda de la tasa de cambio fija un 15%, hasta los 4.00 pesos por dólar (de 3.4 pesos promedio en ese año).

Sólo que las empresas que tenían deudas en dólares o habían comprado suministros de Estados Unidos, sufrieron un golpe de inmediato, hubo despidos masivos y los inversionistas extranjeros huyeron del mercado mexicano. La recesión provocó la devaluación del peso de más de 100%, una caída del Producto Interno Bruto (PIB) de 6.2%, la quiebra de los bancos y desempleo.

  • Fobaproa

El fraude más grande de todos los tiempos. En diciembre de 1994 la crisis financiera fue a tal grado como no había sucedido desde 1932. Zedillo decidió privilegiar a empresarios y banqueros con recursos públicos, olvidando a los deudores y a la gran mayoría de los mexicanos. Creó el Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa) para rescatar a los grandes intereses económicos y socializando las pérdidas.

Fue barril sin fondo: el titular del Ejecutivo prometió que el rescate bancario costaría 180 mil millones de pesos, pero desde 1995 se han pagado intereses por más de 600 mil millones de pesos y la deuda sigue casi intacta. Para 2010, el Instituto para el Ahorro Bancario tenía un adeudo de 1 billón 300 mil millones de pesos y se estima que terminará de pagarse hasta 2080.

Incluso los bancos rescatados ya fueron vendidos a corporaciones extranjeras, obteniendo enormes utilidades. Con total descaro, al terminar su sexenio, Zedillo se fue a trabajar al consejo de administración de Union Pacific y en 2009 se integró como directivo de Citigroup dueño de Banamex, que él mismo rescató. 

  • Acteal

Hace casi 24 años que un comando de paramilitares ingresó al pueblo de Acteal, municipio de Chenalhó, Chiapas, para asesinar a 45 indígenas tzotziles que encontraban orando en una ermita. Los hechos agravaron la situación en Chiapas, donde en 1994 se levantó el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y despertaron la indignación local e internacional ante la explicación oficial que atribuyó la masacre a “disputas” entre grupos locales tras formarse Concejo Municipal Autónomo de Polhó.

Las comunidades denunciaron como responsables a priistas armados y entrenados por militares como parte de un plan de contrainsurgencia. En 2011, víctimas demandaron ante una corte estadounidense al ex Presidente Zedillo, reclamando una compensación de 50 millones de dólares por los agravios, pero éste solicito inmunidad diplomática al Gobierno de Estados Unidos.

Con información de:

Artículos de Interés:
Caso Acteal, lo que sólo Zedillo sabe (Aristegui Noticias)
¿Qué pasó en diciembre de 1994? (Dinero en Imagen)
Delitos por los que podrían juzgar a ex presidentes (Infobae)