SE NOS ADELANTÓ ZUL

Uncategorized

Buen viaje, Zul de la Cueva

El fin de semana del 105 aniversario de la constitución de 1917, abre una llaga en Jalisco por el lamentable caso del adolescente Eduardo Salomón Puertos Gaytán y la pérdida de uno de esos polifacéticos que escasean. El lunes 7 de febrero nos despertamos con un par de noticias tristes: además de haber sido localizado sin vida el joven Salomón, corrió como la espuma la noticia del fallecimiento de Jorge de la Cueva Vergara, mejor conocido como Zul. 

Hijo del Dr. Fernando de la Cueva y de la Sra. Rosa Vergara; hermano de Ana, Laura y Fernando. @Zulanito en twitter se hizo viral aquel 13 de febrero del 2011, cuando el oficial de la policía de Guadalajara Luis Mena le robó su celular y después subió una foto en redes delatándose así mismo desde el Iphone del propio Zul. Jorge era un difícil acertijo, con honradez dejó esta cancha para pasar a jugar en otra. No hay una versión oficial sobre su deceso y no hace falta, al parecer el sábado por la tarde fue encontrado dormido placenteramente en uno de los sillones de su apartamento en la zona de Chapalita de su natal Guadalajara. Se cree que un pulmón le dejó de funcionar, así que no hubo tiempo para despedidas. Ya habrá tiempo para homenajearle y reconocerle. 

El lunes se nos nubló la ciudad, además de un frío un tanto extraño, el día de asueto nos hizo sentir más la ausencia. Desde que la noticia comenzó a circular no dejaron de verse las muestras de afecto y cariño por parte de todo tipo de personalidades. Desde el alcalde Pablo Lemus, hasta el más lejano amigo que dejó allá por tierras neoyorkinas cuando se dedicó a cubrir la nota periodística, a preparar comida y aprender Kung fu. Por su feed de Facebook no dejaron de pasar voces coreando una despedida llena de confesiones de cariño.

Autor, gran conocedor de autoras y autores. Lector, de buen gusto musical y artístico. Desde conductor de galas y entregas de premios en festivales, hasta gran conversador en barras y cantinas.  Disruptor, irónico, leal, ácido, controvertido, rojo, estratega, amoroso, cínico; el Zul era dinamita pura. Me atrevo a llenarlo de adjetivos porque él los tenía; siempre crítico, cuestionando o alimentando el humor de todas las formas y maneras. Nunca quieto.

En su paso por estas tierras tuvo piezas importantes. Fue colaborador del productor de cine y televisión Gustavo Domínguez. Escritor guionista y articulista en diversos medios. Pionero en el uso de las redes sociales por allá del 2008, comunicador y cantinero. Apasionado de la cumbia, junto con el Bola fundó uno de los bares más importantes de la última década, El Sonidero. Maestro en artes marciales y asesor de campañas políticas, lo mismo animaba paseos ciclistas, manifestaciones y otras protestas como voto nulo en su tiempo. Recientemente tenía un programa de entrevistas, Los Sótanos del Poder y hace semanas había arrancado con un programa en radio en la DK.

De todas las piezas y trabajos de Zul De La Cueva para el bien de la ciudad, me quedo con El Sonidero y Adopta un bache. De sus malas anécdotas lamento su incidente en el estadio de los Charros de Jalisco, un ataque innecesario que le costó una corta carrera en el servicio público y que le trajo una serie de malas rachas. Zul no era para un solo lugar, ni para un solo corazón, su talento le permitirá ocupar un lugar importante en la reciente historia de nuestra ciudad, pero sobre todo en almas de quienes le vimos caminar y trabajar con esa gracia infantil tan divertida. 

Se va un polifacético de la ciudad. Una de esas voces con mentes únicas. Se va un guerrero justo. Lo recordaremos siempre luchando. Hasta la victoria al buen Jorge “Zul” de la Cueva Vergara.

Por Sandro Arreola Rodríguez 

@Ghisandro

1 thought on “SE NOS ADELANTÓ ZUL

  1. ZUL. Te adelantaste en esta vida.pero dejaste una marca, una buena huella del ser humano que fuiste. Gracias a la vida por coincidir, por haberte conocido. Dejas muchas enseñanzas y una gran tarea. Imitar tu trabajo su lealtad y amor a una vida mejor.
    Hasta el cielo te mando un abrazo.

Comments are closed.